Softline: “Primero hay que entender qué tenemos que gestionar”

La gente de Softline está muy comprometida con algo que hoy llaman Software Assets Management (SAM), que no es otra cosa que la governanza de software con otro nombre, sólo que más orientado al aspecto financiero que al operativo. Por lo menos es lo que dicen desde Rusia, donde en persona se vino el director para contar de qué se trata. Seguro que vino para ver clientes y bajar línea, pero queda bien que nos creamos que vino por nosotros ¿no?

El anfitrión del sencillo encuentro en las oficinas de Softline fue Richard Poore, director general para la Argentina, quien estuvo acompañado de Gustavo Rodríguez, gerente de servicios, responsable de los proyectos de cloud, Federico Tokman, sales specialist, quien va a llevar adelante la operación de SAM en la Argentina y Sandra Vassalini, la responsable de marketing.
Pero la estrella (dicho sin ánimo peyorativo) era Vladimir Razuvaev, LCA Director (o sea, Director de Latinoamérica y Caribe, si no entendí mal… lástima que un encargado de manejar Latinoamérica no sepa castellano, pero bueno…)
Richard hizo las presentaciones del caso y contó que desde Rusia se desarrolló mucho el Software Asset Management, que fue reconocido como numero uno por Microsoft (como que en Softline usan System Center Configuration Manager o ITMan, de Microsoft para hacer SAM), y lo están trayendo para Latinoamérica para lanzarlo desde la Argentina; a propósito, aclaró, toda la operación de la región se va a manejar desde aquí. Vladimir los esta entrenando y además va a tener reuniones con clientes y gobierno.
Vladimir fue quien hizo la exposición más importante. “Es muy importante para nosotros introducir esta tecnología en la Argentina. Optimizar las adquisiciones de software es un problema, especialmente cuando la cantidad es alta” fueron algunas de las frases iniciales del ruso.
La planificación inadecuada del presupuesto de TI, según Razuvaev, es el principal motivo por el cual sus clientes empezaron a adquirir SAM. “Es importante entender cómo manejar estos activos de software” enfatizó.
Sobre el proceso de SAM, explicó que “Primero hay que entender qué tenemos que gestionar, por lo tanto tenemos que saber qué software tenemos en la empresa, dónde se encuentra, qué cantidad, qué empleados lo utilizan, por eso la primera etapa es el inventario. Documentar las licencias del software, la legalidad de la adquisición, la minimizacion de los gastos adicionales, o sea, disminución de gastos jurídicos, de los presupuestos de software, basados en lo que realmente se utiliza, es lo que sigue”.
Vladimir hizo mucho hincapié en los ahorros financieros que puede proporcionar SAM y en que los productos de Softline son totalmente compatibles con ISO 19770, que es el estándar internacional de administración de software.
Preguntado acerca de las diferencias con otros software de IBM, CA o BMC, Vladimir aseguró que la ventaja competitiva de SAM y de Softline es que se  especializan en software, enfocan más en la eficiencia financiera y en proyectos más cortos y de mas rápida implementación que, por ejemplo, los de CA o de BMC; y añadió que pueden ofrecer los servicios a empresas mas pequeñas. “Nuestro objetivo es el mid market de 100 a 2000 Pcs” señaló. Poore agregó que SAM no apunta específicamente a la antipiratería sino a optimizar las inversiones.
Finalmente, ante otra pregunta, sostuvo que SAM también es útil en la nube, aunque es mas complejo, ya que representa un desafío mas tecnológico que de documentación.

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.