Pre Drupa Tour 2012: HP ahora en artes gráficas

La gente de Hewlett Packard decidió, con la compra de Índigo, volcarse de lleno a la industria de las artes gráficas, un espacio ya ocupado por otros grandes players como Xerox y Minolta. O sea, está haciendo buenísima letra (no pun intended) para ver si puede morder algo del negocio, por lo menos del que ya tenía Índigo y que la gente de Palo Alto aspira a mejorar. Por eso, por primera vez, se van a presentar con toda la nueva línea de impresoras digitales industriales en Drupa. Pero antes, se van a dar un paseo por 14 ciudades para adelantar lo que van a hacer en  Dusseldorf, Alemania.

Drupa 2012 es, dicen, la mayor y más importante feria de las artes gráficas e impresión, y se va a celebrar del 3 al 16 de Mayo en Dusseldorf, Alemania. En su website aseguran que contará con más de 1800 expositores y se prevé que reciba la visita de 400.000 visitantes que tendrán a su disposición más de 170.000 m2 de novedades del sector de la impresión y las artes gráficas.
En un rincón escondido detrás de GEBA, al lado de la Av. Lugones, y en un preludio a una reunión con clientes, la gente de HP, liderada por Pedro Padilla gerente de marketing de IHPS, secundado por Fernando Alperowitch, director regional HP Índigo y con la presencia de Norma García, responsable de marketing de artes gráficas y de Florencia Knobel, gerente de marketing de Imaging and Printing Group de HP, presentaron la nueva línea de equipos para artes gráficas de HP Índigo.
Padilla habló de la tendencia creciente de la digitalización en las artes gráficas, del impacto medioambiental creciente que hay que considerar y señaló a los pequeños que se hicieron grandes en los últimos 10 años como Amazon, Apple o VistaPrint. También a los que se achicaron, como Heidelberg y Kodak, “que no fueron capaces de surcar la ola de la digitalización”, según el ejecutivo.
Artes gráficas, siguió relatando Padilla, tampoco escapa al fenómeno de “todo bajo demanda” y eso significa “atender al máximo numero de clientes con el mínimo numero de inventario”.
Padilla mostró un slide muy interesante sobre el ciclo de vida de un libro típico, con conclusiones tales como que el 98% de los libros publicados alguna vez, ya no se imprimen y por eso se retiran de los catálogos, 30% de los que no se venden se destruyen y 30% de material de marketing se desecha por obsolescencia. En síntesis,  la impresión digital a demanda le añade valor a la cola larga.
Pero claro, la impresión digital debe optimizar los costos para ser verdaderamente útil y mi opinión es que seguramente sirve más para la publicación circunstancial (materiales de marketing, campañas de publicidad, formularios, etc.) y packaging y etiquetas que para libros. Discutimos un rato sobre eso, especialmente a partir de un dato del propio Pedro: por ahora, solo el 1% de los libros se imprimen digitalmente.
Y terminó mostrando el portafolio de equipos HP Índigo que van desde los que sacan 100.000 impresiones por mes hasta los que tiran mas de 2 millones, además de otros que imprimen sobre superficies especiales o tamaños extra. Es una plataforma con equipos que van de 20 a 40 pulgadas y mayormente de chorro de tinta.
De las 60 prensas inkjet (de las 2000 de distintas tecnologías) que llevan en el mundo (en unas 20 o 25 empresas), solo 2 están en Latinoamérica y es en Brasil. En la Argentina no hay ninguna, “pero hay muchos interesados”.
En el país trabajan con dos canales Índigo y además hay otros partners con los que integran soluciones de acabado, de work flow, etc.
En fin, aunque lo disimulen, están recién empezando, vamos a ver cómo les va.

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.