MacBook Air: Finiiita, finiiita… ¿para qué?

La verdá es que es una linda maquinita. En cuando la desembalé (de una caja negra muy monona), se veía que tenía lo suyo. Una terminación anodizada y, al comienzo, muy liviana. No, no es que después se pone pesada a medida que le vas agregando software… ese es un chiste muy viejo. Pesa apenas un poco menos de un kilo y medio, pero después de que la estuviste cargando un día entero, por más mochila que tengas, pesa mucho igual.

MacBook Air: Finiiita, finiiita… ¿para qué? Leer más