El (fallido) cambio de hora y los argentinos en Debían y Ubuntu

El reloj de las pecés tiene la capacidad de sincronizarse con
referencias internacionales, para mostrar la hora correcta, y además,
se adapta a las disposiciones internacionales y regionales para marcar
en cada lugar la hora local del país. Y claro, si en determinado país
hay “cambio de hora”, la máquina ya contiene el código necesario para
atrasar o adelantar el reloj local, de acuerdo a las decisiones
correctamente publicadas con anticipación por el gobierno de cada país.
Y ahí tenemos un problema, Jiúston.

Leer más