La propuesta surgió de un desafío por Twitter. Un calificado profesional del software libre y la educación comentó acerca de la presencia de Steve Ballmer en la Argentina. A ese comentario, le respondí que no creía que 140 caracteres fuesen suficientes para un debate con todas las de la ley (aunque hay más de uno que sí lo cree… y recibe un unfollow ipso facto…). La contestación fue el desafío: que escribiese un artículo acerca del tema. La cuestión es que a pesar de todo lo que he escrito y sostenido acerca del software libre, Linux sigue siendo una asignatura pendiente. Aproveché entonces a bajar la nueva versión de Ubuntu, que se supone que evita todas las deficiencias (?) de la versión anterior. Esta es mi experiencia y las reflexiones que me provoca.

Como decía en el copete, a pesar de declararme públicamente como un simpatizante del software libre —creo que ningún lector de Tecnozona a esta altura de la soireé lo desconoce—, de usar programas libres y open source (OpenOffice, Foobar2000, Paint.Net…), Linux todavía es mi asignatura pendiente.
Innumerables instalaciones de varias distribuciones dieron este resultado: mientras una no era compatible con un hard, la otra no lo era con otro… y si lograba finalmente instalarla y hacerla andar, algo se arruinaba durante una actualización o una configuración. Lo cual no hubiese significado mayor obstáculo si no fuera que para resolver estos problemas, no sólo había que estar googleando un buen rato y acudir generosamente a la línea de comandos (una soberana antigüedad en lo que a mí atañe, mal que les pese a los nerds que todavía la ensalzan como si lo obsoleto fuese lo mejor del universo, en lugar de último recurso), sino que hasta, en algunos casos, había que compilar, algo muy distante de mis conocimientos y paciencia… y de mi tiempo (¿acaso mi tiempo no vale?).
Pero aquí intervino nada menos que el profe Román Gelbort, el tipo (creo) qué más sabe en la Argentina sobre Educación usando Software Libre, con un comentario a mi artículo sobre la presencia (y la conferencia) de Steve Ballmer en el país. Reproduzco la conversación twittera que es autodescriptiva:

  • El profe: @ridagold hace un año me preguntabas ¿por qué… linux? la respuesta está en que esta clase de tipos dominan todo cuando ostentan monopolios
  • Yo: @elproferoman 140 caracteres no alcanzan para una respuesta que valga la pena…
  • El profe: @ridagold escriba un buen artículo sobre el tema que para eso usted es un maestro!!! 😉

Vale aclarar que en Twitter los adjetivos superlativos se utilizan con fruición y por los motivos más banales.
Como acababa de salir la nueva versión 10.04 de Ubuntu («el Linux más amigable de la historia») y acicateado por el comentario del profe, decidí darle a Linux una nueva oportunidad. Dos, más exactamente.
En mi netbook, que originalmente venía con Windows XP, le había instalado Xubuntu 9.10 desde Wubi, o sea, generando un doble booteo, estimulado por la gran cantidad de comentarios favorables a las últimas versiones de KDE (luego terminaría descubriendo que la discusión entre KDE y Gnome se parece mucho a la de Mac vs. PC y a la de River vs. Boca…). La cuestión es que habiéndose instalado sin mayores inconvenientes, nunca había podido hacer funcionar WiFi (y una netbook sin WiFi es más o menos un celular sin línea). Y eso que la radio aparecía como encendida y KDE tiene un detector de señales.
Luego de varias consultas, decidí probar Ubuntu 10.04 Netbook Remix (me juraron que está especialmente configurado no sólo para Atom sino también para la geometría de una netbook… cualquier cosa que eso significase) para lo cual me creé un pendrive y ejecuté la versión Live. ¿Qué pasó? exactamente lo mismo: de Wifi ni noticias. Okey, me dijeron, tenés que enchufar la netbook con un cable para que te baje el driver correcto. Ni ahí… Otro me dijo “con ndiswrapper y un poco de googleo lo sacás andando” ¿cómo miércoles se puede bajar algo si por más que se supone que estás conectado a tu router, que te da tu propia dirección IP por DHCP, cada vez que intentás bajar algo de un repositorio, te da error?
La contraprueba: le eché encima un Windows 7 Pro (y nunca más exacta la metáfora) y en 20 minutos tenía absolutamente todo andando.
Segunda: estoy montando un pequeño server que me sirva de backup (en una primera etapa) y luego de file print server ¿qué mejor que un Linux, con lo estable que es, para un server que, por definición, tiene que ser robusto y estable? Le había instalado un Ubuntu Server 9.10 al que le bajé un Ubuntu Desktop para poder usarlo con toda la interfase (dicho sea de paso, tuve que googlear en mi PC de trabajo todas las líneas de comando necesarias para lograrlo…). Acá funcionó todo bien, la conexión a Internet, el reconocimiento de las placas de video y audio, pero (y siempre hay un pero…) me fue imposible acceder desde el server al resto de las máquinas de la red. El googleo no sólo dabe varios resultados distintos sino que, encima, las instrucciones (of corrss por línea de comando) resultaban totalmente abstrusas e ininteligibles.
Me pregunté si no sería todo más fácil con 10.04. Por las dudas, en lugar de actualizar, instalé Server 10.04 (y Ubuntu Desktop) exactamente de la misma manera anterior. ¿Resultado? No sólo la red sigue sin andar sino que la placa de video (una ATI Rage básica) ya no me tira la resolución estándar de 1280 x 1024 que corresponde al monitor sino una escasa 800 x 600 y la lista de controladores de hardware disponibles permanece… vacía.
La única razón por la cual todavía no le tiré encima un Windows Server 2008 es porque no tengo una licencia.
Aclaro: entiendo todo lo que pasa, lo de las empresas que no largan las instrucciones para los drivers, la cantidad de patentes que pueden estar en danza… todo eso lo entiendo, así como también tengo claro que cada uno de los obstáculos con los que me encontré tiene una explicación y una solución. Pero ni una ni la otra están al alcance del usuario medio.
En síntesis, mientras no seas un nerd con conocimientos especializados, con paciencia para teclear comandos en línea (algunos lo suficientemente largos como para no saber dónde está el error cuando te salen mal) o con dinero para contratar a alguien que sepa y te haga la instalación y configuración por vos (y el soporte consiguiente), Linux todavía seguirá lejos del consumidor final. Y a pesar de que, sin soberbia, me considero un poco más avanzado, sigo siendo un consumidor final.
La comunidad todavía tiene mucho trabajo para hacer, especialmente en las interfases. Vamos a ver qué pasa con Ubuntu 11.

Por Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

9 comentarios en «Linux: A pesar de los avances, todavía tiene asignaturas pendientes.»
  1. Hola Ricardo, la verdad te sigo desde hace un par de años y me parece muy interesante tu trabajo, por lo cual me gustaría dejarte un comentario constructivo acerca de este artículo. En realidad son dos comentarios, aunque el primero sólo sean detalles cosméticos: el apellido de Román es Gelbort, y la página se ve terriblemente mal (el texto supera el ancho del diseño y aparece por debajo de los dos menues de la derecha) en los dos browsers que utilizo habitualmente: Firefox 3.6.3 y Google Chrome versión algo (ambos corriendo sobre ubuntu).

    Bueno, al grano. Por lo que comentás acá, aún siendo un usuario avanzando en esto de la tecnología has tenido diversos problemas en instalar distribuciones de linux. Luego de haber instalado Ubuntu (por poner un ejemplo) imagino que te habrás dado cuenta que viene provisto de una cantidad interesante de software de productividad por el cual no tuviste que pagar ni un centavo, ni siquiera por el sistema operativo que no sólo es gratuito, sino que hasta es posible que hayas recibido un CD sin cargo alguno por parte de la compañía Canonical (que es quién desarrolla Ubuntu).

    Teniendo en cuenta lo anterior me gustaría proponerte lo siguiente: cuando instales un Windows y luego todos los programas que utilices frecuentemente, me gustaría que calcules cuál es la cantidad de dinero que gastaste en licencias y utilices ese mismo dinero para que algún nerd con conocimientos especializados te configure correctamente tu sistema Ubuntu. De esta forma, y en igualdad de condiciones, creo que una review de los dos sistemas operativos puede ser, cuanto menos, un poco más objetiva.

    Te mando un abrazo!

  2. ¿Otra vez lo mismo, Rich? ¿nVidia y ATI hacen lo imposible para evitar que su hardware funcione con software libre, ergo “Linux tiene una asignatura pendiente”? Tenés una asignatura pendiente cuando podés hacer algo al respecto, y no lo hacés. En este caso, no hay nada que podamos hacer: quien tiene una asigantura pendiente son los proveedores de hardware que no quieren permitir que sus clientes usen software libre. O quizás quien la tiene son aquellos usuarios que siguen comprándole a esos proveedores, aún cuando éstos insisten en decidir por ellos qué software deben usar.

  3. Ante todo, Ricardo, muchas gracias por las inmerecidas flores que me tirás.

    Creo bien interesante la opinión acá vertida por vos. Es la experiencia de un usuario avanzado (en windows) que está probando algo desconocido.

    Si analizamos la experiencia en base a esa premisa, la cosa cambia. Principalmente porque permite encontrar otros enfoques y preguntas.

    ¿si nunca hubieras instalado windows, te habría tomado 20 minutos instalar seven?

    ¿cuánto tiempo más le tuviste que dedicar para tener instaldo y funcionando office, antivirus, antispyware y el resto del software de uso corriente? (porque cuando instalaste Ubuntu, dejaste todo listo) 😉

    Por otro lado está el tema de el único componente de hardware que no pudiste dejar funcionando.

    Para eso tenés dos posibilidades, la comunitaria (sin poner un peso y poniendo tiempo) o la profesional (poniendo plata y resolviendo rápido).

    Para la primera tenés la comunidad de Ubuntu Argentina a través de su lista de correo (https://lists.ubuntu.com/mailman/listinfo/ubuntu-ar) donde te podrán ayudar a que esa placa funcione (porque me consta que funciona). Podrías hacerlo desde un ciber o desde tu otra computadora, la de un amigo, me llamás por teléfono y te guío, etc…

    La opción profesional podrías usarla al buscar empresas que se dediquen a dar servicio técnico y soporte con software libre (OpenComputación, Técnicos Linux, PiensaLibre, FMSI, PressEnter, solo por nombrar algunas). Para hacerte andar esa placa, no creo que te cueste mucho. No lleva más de media hora de trabajo a alguien que conoce como se hace.

    Otro tema es el soporte post-instalación. Cuando sos usuario de windows por mucho tiempo, das por hecho algunas cosas que no son verdades escritas sobre piedra:

    – Hay que reinstalar 3 veces por año.
    – Los virus son una cosa terrible.
    – El sistema se pone lento con el tiempo.

    Con GNU/Linux, el antivirus y antispyware es una rareza tan rara que lo raro es tenerlo (tengo un día raro) 😛

    Con GNU/Linux el sistema no se pone lento con el tiempo porque no existe algo llamado registro que se va ensuciando y corrompiendo con el uso.

    Creo que utilizar software libre tiene una dimensión extra que no deberíamos dejar de tener en cuenta. Ser libre es lo mejor que te puede pasar. Dejar de esconderte porque tenés todo trucho o dejar de meter la mano en el bolsillo cada vez que necesitás algún software para hacer algo nuevo porque tenés que comprar una licencia es muy bueno.

    Libre no es igual a gratis. Pero la mayor parte del software libre es también gratuito y el que no es gratuito tiene versiones gratuitas para los usuarios que no quieran pagar. Ya que no se suele cobrar el software sino los servicios anexos. Pero eso es tema de otra nota que si sigo sirviendo de inspiración, escribirás en otro momento. 😉

    Perdón por lo extenso del aporte. Espero que sirva.

  4. Ricardo la verdad no termino de entender porque tenes tantos problemas con Linux y poder instalar una distro tan simple. Quizas tengas que olvidarte de Windows por un rato y pensar diferente. Siempre digo lo mismo usar Linux es como aprender hablar Ingles, no se puede hacerlo si tenes que andar traduciendo todo.
    En fin te puedo asegurar que instale de forma mas que simple varias distribuciones de Linux sin un solo problema del que mencionas y gracias a las mas actuales no tuve que tocar ni una sola vez la consola.
    Y mira que mi trabajo es migrar de Windows a Linux en las empresas con lo cual tengo que pelear con SQL, ODBC, etc, etc. Y por suerte no tuve inconvenientes.
    Saludos y nos vemos,
    Ariel.

  5. Sinceramente agradezco y aprecio todos los comentarios, ninguno de los cuales, sin embargo, pone el acento en todo lo que le falta a Linux: una interfase amigable, mejor soporte de hardware, estandarización de los nombres (si no sabés inglés, cada distro llama a los menúes y a las cajas de diálogo de distinta manera, etc.). Y es interesante que todos aquellos que insisten en la facilidad con que se instala, sea gente con amplia experiencia en Linux. Claro, si no no harían falta las Installfests. Seguramente si me tomo mi tiempo, si googleo lo suficiente, si consulto a la comunidad, es probable que cualquiera de mis instalaciones fallidas, no lo hubieran sido. Y si tuviera tiempo y recursos como para darle a alguien mi máquina y trabajar mientras tanto en un muletto, lo haría.
    Pero entonces dejaría de ser el tábano sobre el caballo.
    Que Linux tiene asignaturas pendientes, si lo comparamos con otros sistemas operativos más «populares», es indudable, pero lo peor que podemos hacer es echarle la culpa a las compañías de hardware, a alguna conspiración gubernamental o a la insensibilidad humana.
    Yo no discuto los fundamentos filosóficos porque son los que me mantienen «simpatizando» con el software libre y, como lo dejé traslucir (para quien sepa leerlo) en la nota, lo único que podría llegar a pagar es la licencia del sistema operativo, porque el resto del software que puedo usar es libre, con algunas excepciones inevitables (como que no exista, por ejemplo, un software que me permita sincronizar con la BlackBerry).
    Y como me parece muy enriquecedora esta conversación, yo, por el momento, lo dejo aquí. Y termino con una apelación: «¿Otra vez lo mismo, Rich?» Sí, Fede, y todas las que hagan falta.

  6. Señor, teniendo como base las palabras de F.Heinz y Ariel.C si tiene tantos problemas con linux en base a una y su experiencia personal (defenestrandolo una y otra vez), lo invito humildemente a pagar e instalar un sistema privativo en el que tiene todo listo, porque?,porque usted no quiere, no desea, no debe, y no puede entender de que se trata el softlibre y linux, asi tambien, le deja un poco de esperanzas al recien iniciado que quiere entender algo y tiene que leer esto. Una vez un amigo (L.Wayar) en una pizzeada me dijo en tono jocoso: «Y mira, Linux no es para todos», quizas algo de razon tenga, porque en base a su objetividad y modo de expresarse.. no es para usted.
    Hasta la Vista.

  7. […]lo peor que podemos hacer es echarle la culpa a las compañías de hardware[…]

    ¿Por qué es lo peor que podemos hacer si son, objetivamente, los que tienen la culpa, los que se encargan de que sus dispositivos no funcionen con software libre? Prácticamente no hay hardware dando vueltas que Linux no soporte a menos que el proveedor deliberadamente se oponga. ¿De quién es la culpa, si no del proveedor?

    Por lo demás, a mí me resulta bastante evidente que tu problema no es que las interfases que hay no son amigables, sino que no son idénticas a las de Windows. Es lógico, ya tenés la forma de trabajar de Windows tan metida en la cabeza, como consecuencia de usarlo por tanto tiempo, que cualquier divergencia de “el modo Windows de hacer las cosas“ te parece hostil.

    Y bueno, será que Linux, Gnome, KDE no son para vos. Qué le vamos a hacer. Pero me parece que extrapolar de eso a “le falta”, así, en términos absolutos, cuando a mucha gente evidentemente le alcanza, es una exageración.

    A mi viejo, por ejemplo, no lo pongas frente a una máquina Windows, porque se pierde. No entiende los mensajes de error, no entiende qué es eso de «C:» y «D:». por qué el CDROM es «E:» (salvo en las máquinas en las que es otra letra), no entiende por qué hay que hacer click en “Finalizar” para comenzar, por qué el formato de página está bajo “Archivo” y no bajo “Formato”. Sin embargo, usa software libre para mantener el blog y el newsletter de su promoción, edita fotos y video (algo que yo aún no aprendí a hacer), y muchas cosas más.

    Creo que fue Bruce Ediger quien dijo que “la única interfaz intuitiva es el pezón, todo el resto es aprendido”.

  8. Ricardo,

    Sinceramente no logro entender la nota que publicas.

    El titulo es «Linux avanza pero todavia le falta». Todo el analisis se limita a que en *tu* maquina no anda, hoy por hoy Ubuntu es compatible «out of the box» con una inmesidad de hardware, prueba de esto fue el ultimo Flisol en el que las instalaciones eran mas una guia al usuario que un proceso tecnico complejo. No digo con esto que TODO anda, pero si una gran mayoria. Y seguramente tu problema hace que tu maquina sea muy molesta de usar.

    Ahora, por que me enoja esta nota tuya? Hablas de que comulgas con la ideologia del software libre pero en este articulo no haces mas que asesinarlo. Cualquier usuario que quiera probar Ubuntu o cualquier otra distribucion leyendo tu articulo simplemente se quedara usando windows, por que? «Por que Linux es dificil». En pocas lineas liquidaste el trabajo de una comunidad de programadores que intentan que su software sea mas amigable.

    Por que a *vos* no te anda la placa wifi…..

    Sinceramente me gustaria poder mostrarte la cantidad de maquinas en las que instale Ubuntu sin ningun problema y con todo el hard corriendo.

  9. Estimado Ricardo: Veo, en realidad leo, e interpreto el carácter de tu nota. Como usuario de ambos sistemas operativos, entiendo tu desazón, me ha pasado, y me pasa actualmente.
    También interpreto que los que te han contestado, también usuarios de linux, se ponen de la cabeza, por que criticas algo totalmente entendible. Y eso es lo que a mi me pone de la cabeza…que cuando decís algo que «ofende» a la comunidad…te tiran abajo, sin entender ellos que esto debe servir al 100% de mi hardware, no me interesa tener bonitos efectos de compiz, si no puedo reproducir audio…y punto. Es así.
    Y el que no use ni software ni driver privativo en linux…que tire la primera piedra…
    Entonces, entiendo como dije tu postura, por que a mi me pasa desde la version 9.04 de ubuntu…hasta ahi todo bien…luego y hasta la 10.04…no se ha solucionado un problema para funcionar sin corriente…o sea con la bateria…y una notebook sin poder usarla con bateria…es como un bonito auto sin combustible…no me sirve…
    Y creeme que uso linux desde red hat 6.2…asi que sacá la cuenta de que año te estoy hablando. No soy un improvisado que probo solo dos o tres veces y se rindió.
    En mi trabajo…en servers…uso linux lo mas que puedo y anda de diez, pero en notebooks…»en mi experiencia» siempre hay algo que debo sacrificar…y yo la uso para trabajar…y no puedo darme el lujo de comprar una 100% compatible.
    Y al resto…lo de las licencias…por supuesto tengo la correspondiente mía de mi SO Win XP…el hecho que haya que pagar por algo que tiene copyright, no me parece mal, sino no compraría libros, y el hecho que a algunos les parezca caro no justifica que se piratee, aunque a R. Stallman no le guste el término.
    Yo pregunto…todos los que te critican…tienen la licencia y el código de su microondas, de su sistema eléctrico del auto, de la programación del ascensor???…
    No sean fanáticos…
    Atte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.