Warning: getimagesize(): php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /www/tecnozona.com/htdocs/wp-content/plugins/wp-open-graph/output.class.php on line 306

Warning: getimagesize(https://www.tecnozona.com/wp-content/uploads/2012/05/StatCounter-Logo-e1337737109756.png): failed to open stream: php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /www/tecnozona.com/htdocs/wp-content/plugins/wp-open-graph/output.class.php on line 306

La guerra de los browsers está lejos de terminar

Cuando en la segunda semana de mayo, Chrome sobrepasó a Internet Explorer en la preferencia de los usuarios, para muchos una época había terminado. No se trataba sólo de que el browser de Microsoft haya perdido la primacía, sino que su principal contendiente histórico, Firefox, nunca había llegado a un nivel que se pudiese considerar peligroso para la “salud” de IE. De todos modos, como sucede siempre en estos casos, la palabra dicha no es la última, la curva sigue fluctuante y tanto Microsoft como Google impulsan sus browsers de manera diferente y por motivos diferentes.

Regularmente publicamos algunas noticias acerca de la (mal) llamada “guerra de los browsers”, es decir, cómo va variando con el tiempo el uso de los distintos navegadores de Internet. La última vez que lo hicimos, en julio de 2011  fue con datos de NetMarketshare. Sin embargo, la noticia la dio StatCounter cuando, en la segunda semana de mayo, reportó el cruce de las curvas de share entre Chrome e Internet Explorer, con un pico en la tercer semana de un 32,76% de Chrome frente a un 31,94% de IE. Aunque desde entonces la curva volvió a cruzar la línea, lo cierto es que la diferencia fue demoledora para el que siempre estuvo a la cabeza.

La gente de Bitelia ensaya una explicación del éxito de Chrome, basándose en sencillez de uso, versatilidad, velocidad y apego a los estándares y las actualizaciones silenciosas. Además, aunque eso mucho no le interesa al usuario promedio, destacan “puntuación perfecta en el Acid3 test” y el impulso que le está dando Google a la tecnología HTML5.
Larry Dignan, en su nota de ZDNet acerca del “efecto Halo”, enfoca, en cambio, el negocio que hay (o puede haber) detrás de los navegadores estrella de Microsoft y de Google. Chrome estaría, según esta interpretación, principalmente dedicado a aumentar el tráfico, bajando sus costos de adquisición, y usaría como principal herramienta, la integración entre el browser, el buscador, Google+ y el resto de los servicios.
Internet Explorer, por su parte, está visto como una extensión de Windows, llevando tráfico a Bing, haciendo que sus barras de herramientas den acceso a otros servicios y se espera que este modelo cobre un mayor impulso con Office 365 y con el próximo a aparecer Windows 8.
Y es interesante que, al margen de esta batalla que están librando los dos contendientes principales, el tercero (que aparecía como primero, originalmente), o sea, Firefox, sigue raudo su camino con pocos sobresaltos. Se mantiene más o menos estable en un promedio del 25%, con lo cual la conclusión más obvia es que, por un lado, tiene una “audiencia” fiel que lo sigue a todos lados (como lo diríamos de un cantante o banda musical) y, por el otro, que Chrome en realidad no lo afectó porque su crecimiento se consolida a expensas del browser de Microsoft.
En cualquier caso, la guerra de los browsers está lejos de haber terminado. Va tomado distintos matices y las intenciones de cada producto van cambiando en cada momento.
Un último párrafo sobre una inconsistencia. NetMarketShare, que ha sido una de las compañías más consultadas acerca del share (como su nombre lo indica) de los distintos browsers. En su último reporte informa un 53% a favor de Internet Explorer, un 20,65% para Firefox y un 19,05% para Chrome. La diferencia con StatCounter es demasiada, ¿no te parece?

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.