Intersec: la seguridad con un pie en la tierra

Nos pasamos gran parte del año hablando de una seguridad intangible, “seguridad informática”, “seguridad de la información”, de los datos, malware, botnets, etc. que bajar un poco a la tierra y ver que hay otro concepto (suplementario, complementario, adicional o principal) de seguridad es, por lo menos por unos días, refrescante. Intersec es eso: una expo dedicada a la seguridad física y electrónica, donde el adversario no es un cracker o un spammer, sino un ladrón, un intruso, un incendio, en definitiva, un ser físico al que hay que combatir físicamente. Y si encima pasa algo como de lo que fui testigo, te das cuenta de que así como en seguridad informática el ser humano es el eslabón débil, en seguridad física, puede ser el más fuerte.

Invitados por Axis Communications, estuvimos en Intersec Buenos Aires 2012. Técnicamente se llama Exposición Internacional de Seguridad, Protección contra Incendios, Seguridad Electrónica, Industrial y Protección Personal. Y no es más que eso, pero tampoco menos. Por segunda vez (la primera fue en 2010), Messe Frankfurt, la compañía alemana dedicada a la organización de eventos que trajo Seguriexpo a la Argentina, hizo Intersec en La Rural.
Claro, no es una expo multitudinaria, aunque aseguran desde la organización que este año tienen el doble de stands. Ocuparon un pabellón y medio de La Rural y coincidió también con el Primer Encuentro Internacional de Bomberos (que organizaron dentro de Intersec) con lo cual el segundo pabellón estaba lleno de trajes, vehículos, mangueras y todo tipo de herramientas del oficio.
Por supuesto, había un montón de cosas de esas que vemos todos los días y no se nos ocurre pensar que hay gente que se dedica a vender, a asesorar, a instalar, etc. desde cercas electrificadas hasta tarjetas de control de acceso. Y  además, matafuegos, arneses y cascos, sistemas de detección de vehículos y, como no podía ser de otra manera, revistas especializadas (siempre hay algún periodista metido en el medio ¿no?)… ah, y cámaras de video IP.
Y hablando de eso, dijimos que nos había invitado la gente de Axis Communications que nos dio, al pequeño grupo de periodistas presentes, una breve charla sobre las novedades de la empresa y de los productos.
Entre Alessandra Faria, directora Regional para Sudamérica y Juan Pablo Tavil, Gerente Regional de Ventas para Sudamérica-Sur, nos contaron que este año están presentando soluciones además de productos. Están invirtiendo más en la Argentina porque es el segundo mercado en Sudamérica, y se enfocaron primariamente en retail, transporte, vigilancia ciudadana.
Aunque no dieron números, juran que tuvieron un 33% de crecimiento desde el 2011 y llevan 40% de aumento en el primer trimestre de este año.
Calculan que en el 2013 se va a dar la migración de análogo a IP y la próxima inversión se va a dar principalmente en gente y oficinas.
Juan Pablo agregó que el stand de este año es más grande que el anterior, que el año pasado fue el mejor de todos y que no tienen problemas con la importación. En este momento el retail es le mercado mas grande en volumen y de productos en videocámaras IP, también en transportes, especialmente autopistas. Y hay una gran porción del negocio en el sector publico.
Lo que más se demandan en el retail son soluciones de videovigilancia antifraude y antirrobo. Tienen como partners en eso de desarrollar soluciones a  Milestone, ISS, Digifort y Allied Telesis, entre otros.
Sergio Fukushima, Gerente Técnico para América del Sur mostró algunas actividades que las cámaras hacen sin necesidad de software adicional, como conteo de personas, control de la altura, captura de rostros o control de ingreso y egreso.
Y aunque los comunicados oficiales hicieron hincapié en la biometría, después de ropa y calzado de seguridad, lo que más se vio en esta expo fueron cámaras IP, así que los muchachos y las chicas de Axis van a tener bastante para moverse.

Un último comentario: en un momento de la exposición, mientras estaba paseando por uno de los pasillos, se escuchó un gran estruendo seguido por algunos gritos. Todos enseguida fuimos hacia donde había pasado lo que hubiese pasado. Resultó que un stand se había desmoronado. Por suerte no hubo heridos ni lastimados, pero lo más interesante de todo fue la reacción del público. En otro contexto, la mayor parte de los asistentes irían a curiosear. Pero este accidente fue poco menos que un incendio en una estación de bomberos: había más gente dispuesta a ayudar que a mirar. Claro, había un montón de bomberos, de gente de seguridad, en fin, gente que vivía de eso. Fue muy destacable ver eso, que no hizo más que reforzar que de vez en cuando, bajar de la “nube” a la tierra, viene bien.

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.