Gateway TP-A60: las Tabletas Android llegan a la madurez

Es obvio que testear una sola Tablet no hace a la estadística, ni permite una conclusión generalizada. Pero sí algunas deducciones acerca del estado del arte de las tablets con Android. Y la primera de todas es que es un dispositivo que ha llegado para quedarse. Luego, que de ninguna manera pueden compararse con la iPad; no porque no se pueda objetivamente, sino porque los usuarios de iPad no dejarán de serlo por eso. Y tercero, que como la mayor parte de los dispositivos actuales tiene tecnologías y prestaciones similares, son otras las variables que entran en juego. Por eso, vamos a ver porqué (y porqué no) la Gateway es una especie de modelo típico de la categoría.
Primero presentemos el producto: es la Tablet Gateway TP-A60. Como sabrás o recordarás, Gateway es hoy una subsidiaria de Acer y por eso, salvo mínimas diferencias mayormente en el software, esta Tablet es una versión rebranded de la Iconia Tab A500 (así como también lo es la Packard Bell Liberty Tab Wifi, o sea…).
Es un poco más pesadita que la iPad (750 g contra 700, pero se notan) pero es un peso (y un factor de forma) que te da sensación de solidez. Como la mayor parte de las tablets del mercado, viene con un procesador nVidia Tegra Dual Core, un giga de RAM DDR2, una GPU GeForce que mueve una pantalla LCD touch capacitiva wide angle de 10,1 pulgadas con una resolución de 1280×800 píxeles y multitouch y un disco rígido flash eMMC de 16 gigas (puede venir en 32 y 64, también). Una cámara frontal de 5 MP y una de 2 para videoconferencia, conexiones HDMI y USB mini y estándar, BlueTooth, WiFi n (of course), ranura para microSD (hasta 32 gigas) y varias cosas más, comunes a todas las tablets.
La Gateway ( a diferencia de la Iconia y la Packard) ya viene con la última versión (en ese momento) de Android Honeycomb 3.2.1.  Y se nota. La respuesta del sistema operativo y la visualización es excelente.
Para un amante de las tablets (como me he convertido en este último tiempo), la Gateway no es la perfección o el ideal, pero se le acerca bastante. A favor, una respuesta muy rápida al touch (en contra, no tenés feedback; se supone que podés configurar que vibre, pero no todas las aplicaciones lo soportan), también al giro de la tableta, detección de redes WiFi y conexión bastante rápida. La desilusión más grande fue la cámara de fotos: no pude sacar una sola foto en foco; eso sí, el video Half HD (720p) es bastante más que aceptable.
Otra de las grandes ventajas de las tablets con Android (más por Android que por la Tablet) es que el paradigma de archivos es mucho más parecido al de una PC. A diferencia de lo que ocurre con iOS, el sistema de archivos es independiente de las aplicaciones y si uno cuenta con un Administrador de Archivos (y la Gateway lo tiene), uno puede ir a buscarlo y elegir con qué aplicación, si la tiene instalada, puede abrirlo.
Por otra parte, achacable más al sistema operativo que a Gateway (aunque si las empresas se encargan de la interfase, ese ítem podría haberse mejorado), es bastante difícil el acceso a los discos externos, ya sea la tarjeta mSD o un pendrive, porque no hay, por lo menos en la interfase y a la vista, señales de que tengas un pen o una memoria flash insertados.
Y como dijimos en más de una oportunidad, si el hardware es bastante estándar, la diferencia debe(ría) venir en el software. Aquí Gateway es bastante pobre. Lo único que viene con el dispositivo (que yo haya podido detectar) son los siguientes programas:
•    Lumiread: una aplicación de lectura que permite la compra, el almacenamiento y la lectura de ebooks
•    SoundHound: acceso a la base de datos de música online
•    SocialJogger: reúne todas las redes sociales en una sola interfase
•    Nemo Player: un sencillo y puy simple reproductor de audio y video
•    Media Server: mediante uPnP te permite enviar contenido a otros dispositivos compatibles de la casa
Ninguna de estas aplicaciones tiene alguna particularidad que lo haga mejor o diferente de otras que tienen las mismas prestaciones.
Sin embargo, y valga esto como conclusión, una buena pesquisa en Google Play (antes Android Market) como para tener los programas que más te gustan, es suficiente como para personalizar tu Gateway y convertirla en tu Tablet de cabecera que, repito lo que dije antes, la Gateway no es la perfección o el ideal, pero se le acerca bastante.
Una coda para nerds: si querés rootear una Gateway, tenés que (re)convertirla en una Iconia porque sino, las herramientas que hay no te reconocen la ROM…

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.