Segurinfo 2013: ¿lo mismo pero menos? Oia…

Segurinfo encabezadoEn el XXVI Congreso y Feria Iberoamericana de Seguridad de la Información, Segurinfo Argentina 2013, que se hizo el martes pasado, la sensación general fue de que hubo menos de todo: menos gente, menos stands, menos sponsors… pero más conferencias. Pero atención, menos no siempre es peor, o por lo menos es lo que pareció decir mucha gente a la que le preguntamos qué le parecía el evento, la concurrencia, etc. Y la respuesta fue, llamativamente, favorable: menos pero de mejor calidad. Lo que no es poco.


Los números fríos son significativos: en 2012 hubieron 71 sponsors, mientras que en 2013 sólo fueron 63. Por el otro lado, 65 fueron las charlas del 2012 y 71, las de este año. ¿Habrá sido el negocio que calculaban? Porque, en definitiva, de eso se trata: no sólo de mostrar en qué anda la industria en el tema de la seguridad informática (Segurinfo sigue siendo el evento más importante de seguridad corporativa, me atrevo a decir, de la región), cuáles son los temas calientes y/o preocupantes, sino también si a USUARIA le resulta redituable. Y no me refiero sólo a la parte económica (que no es banal, dicho sea de paso) sino también a la cuestión… cómo llamarla… de prestigio académico. En síntesis ¿cumplió Segurinfo 2013 los objetivos que USUARIA se propuso? Claro, acá viene el otro asunto: ¿serán capaces Juanjo Dell’Acqua, Pedro Maidana y compañía de confesar si los objetivos no se cumplieron copmo ellos esperaban? En fin, el tiempo lo dirá.
Mientras tanto, dejemos constancia de que la sensación subjetiva de quien esto escribe es favorable en líneas generales. Aunque era notoria la franca disminución de la producción en los stands de la Expo (mayoría de mesitas, un par de monitores, banqueta y banners y nada más), con contadas excepciones (Symantec, ESET, Intel/McAffee y un par más), lo cierto es que daba una mejor sensación de aire, de espacio, y sólo a la hora de los sorteos aparecía la multitud amontonada.
También hay que considerar que la cantidad de charlas, repartidas entre el 1° y el 2° piso del Sheraton, en 11 salas, promovía que, por momentos, pareciera que la gente desaparecía de la vista. Y más notorio fue a la tarde, donde gran parte de las salas estaban llenas, a diferencia de la mañana, donde la concurrencia se veía más raleada.
Por el otro lado, comentarios diversos de gente en los stands hablaban de menos gente a la hora de pararse a preguntar, pero que esa gente era “de mejor calidad”, entendiéndose por personas más interesadas, de niveles de decisión más cercanos, de conocimiento técnico más amplio, en fin, las empresas dirán si les fue bien este año o no.
Ya desde años anteriores valoré que se hiciera una diferenciación bien clara entre las ponencias, llamémosle, académicas, y las comerciales. Pero creo que todavía falta un paso: que las empresas o, en todo caso, los organizadores de cada charla, estén enterados, o aclaren con precisión, de qué tipo es la conferencia que presentan.
Dos ejemplos al canto.
El panel “La empresa y las redes sociales, ¿amor u odio?” aparecía como académico. Sin embargo, había pasado más de media hora de exposición y todo lo que habían hecho los panelistas es describir lo que sus empresas u organizaciones hacían –y muy bien– y, para colmo, el moderador, en lugar de orientar las charlas hacia el campo que correspondía al Congreso, las hacía divergir cada vez más. Me fui bastante antes de que termine.
El ejemplo inverso, la charla de la gente de NextVision, presuntamente comercial. Marcelo Rey, el Jefe de tecnología de la compañía, habló durante 40 minutos acerca de “Verdades y Mentiras en la prevención de fuga de información” sin mencionar, en toda la conferencia, una sola marca.
De más está decir que siempre se aprecia el esfuerzo de la gente de USUARIA que participó como para que el evento se sostenga dignamente. Que no es poco. Sólo nos faltarían los números oficiales para saber cuánta gente anduvo por el Sheraton el martes pasado.

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

2 comentarios en «Segurinfo 2013: ¿lo mismo pero menos? Oia…»

  1. Ricardo,

    Nos conocimos en un evento sobre la nube «Cloud Summit Argentina 2010», que organizó CABASE, bueno, teniendo en cuenta tu experiencia, y siendo yo un Analista de Sistemas orientado a las aplicaciones web, pero no tanto a la seguridad informática, me serviría ir a SegurInfo, o está orientada más a gente del rubro?

    Abrazo y te felicito por las notas que leo desde mi moribundo Google Reader.

  2. Hola, Matías: Segurinfo tiene varios niveles de conferencias para distintos tipos de públicos, pero en general está orientado a los responsables de la seguridad de las empresas. Si vos programás y te considerás más un geek, te recomiendo Ekoparty, que está por venir. De todos modos, Segurinfo no hay hasta el año que viene, por lo menos en la Argentina. Abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.