Después de casi 10 años de mantener (con las lógicas actualizaciones) el desarrollo de su ERP de una manera determinada, la gente de Mastersoft liberó una nueva versión, con cambios sustanciales, tanto de funcionalidad como de infraestructura. Hasta le cambió el nombre y ahora se llama Sperta. O sea, para darle un tinte un poco más marketinero, Mastersoft sacó al mercado su nuevo ERP: Sperta. La novedad más llamativa: los webservices.

Fundada en 1993, MasterSoft se enfocó en soluciones ERP para los segmentos pequeño y medio y soft de gestión para el sector de salud. Y mal no les fue, saltando, como todos, entre las crisis y las bonanzas.
Marcelo di Chena, Fundador, Gerente General y Responsable comercial de MasterSoft, en el coffee break, dijo que hacían prácticamente 10 años (en 2002) que habían lanzado su ERP y comentó, irónicamente, “mirá qué años elegimos para lanzar productos”. Le respondí que a ellos les venía bien, porque no tenían que estar importando nada, ni pagar en dólares nada de lo que conpraban… o sea, que no sé de qué se quejaban…
Ahora hablando en serio, ahí en las oficinas de Microsoft, Marcelo, acompañado desde las sombras por Gustavo Du Mortier, Responsable de Desarrollo de Software Sector Corporativo, y Agustín Gavino, responsable de marketing, presentó Sperta, la nueva versión de su ERP.
Como era una presentación más bien para clientes con la presencia de algunos “selectos” (es un decir) periodistas invitados, el susodicho se detuvo con mucho detalle en las características funcionales del producto, especialmente en las novedades (registro de comprobantes de conciliación, capacidad de trabajar con tarjetas de crédito propias, nuevas funcionalidades de autorización de documentos, estado de origen y aplicación de fondos, etc.).
Pero las novedades realmente importantes, las sintetizó Gustavo de esta manera:

  • Personalización e integración de las interfases, muchos cambios de usabilidad.
  • Framework nuevo, desarrollado por ellos, basado en webservices sobre Windows Communication Foundation para la seguridad.
  • Reportes configurables, la posibilidad de operar con varias empresas desde una misma instalación, con la novedad de que ahora las empresas se pueden comunicar entre sí.
  • Localización para distintos mercados, más allá del idioma.

Quizá la estructura basada en webservices es lo más notable de Sperta, ya que eso permite incluir transacciones con otros sistemas, publicarlos y acceder a ellos desde organizaciones externas, entre otras cosas.
Tan así es que en un futuro cercano están pensando en documentar bien las interfases para que los distribuidores puedan desarrollar sus propias ídems sobre esos webservices. Y tienen en carpeta la posibilidad de ofrecer el ERP en modo SaaS/cloud. Que no lo están ofreciendo porque, como explicó Marcelo, “todavía falta madurez en las comunicaciones en las PyMEs”.
Y no se refería a las redes sociales, precisamente…

Marcelo di Chena frente a unas 50 personas, presenta Sperta

Por Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.