Logitech: “Pensar que dependen de otros”

logitech_logoLa noche del miércoles pasado fue un tanto especial. Primero, por el lugar: una vieja casa chorizo de “Palermo Hollywood” reconvertida en boliche. Y segundo, porque al formato de una clásica fiesta del canal, se le agregó la presencia de periodistas que, por raro que pareciese, tuvieron (tuvimos) a disposición por el tiempo y las veces que quisieran (quisiéramos) los productos para poder jugar con ellos.

La gente de Logitech, con Maximiliano Hernández, Gerente General de Logitech Cono Sur a la cabeza (es un decir), muy bien acompañado de la bonita y diligente Irene de la Torre, Product Maganer Logitech Argentina, organizó eso… una fiesta, llamada Logitech Innovate 2014.

Además de la comida, la bebida y la música (abundantes todas, incluso en volumen, sobre todo de la música), los logitechenses habían establecido tres zonas: la de gaming (con consolas, Pcs y simuladores, para mostrar mouses, teclados y otros dispositivos), la de audio (parlantes, auriculares y sistemas de sonido) y la de accesorios (mouses, fundas y teclados para iPad, entre otras cosas).

De cada una de las zonas había uno o más productos nuevos que se lanzaban.

De lo más destacado, sobresalía, por el lado del gaming, la línea “G” y, especialmente, G430 Surround Sound Gaming Headset, un juego de auriculares que hasta tiene fundas de oreja lavables, para sacarse de encima la spuzza del juego.

Por el otro, y producto de la compra de Ultimate Ears, la compañía que fabrica parlantes y equipos de sonido para Pcs, la serie UE Boombox , con parlantitos bluetooth para celulares y tablets, altavoces inalámbricos para otros dispositivos y que incluyen (próximamente en su casa de electrodomésticos preferida) un parlante en 360° (que, la verdad sea dicha, no pudimos hacer sonar, por lo menos desde mi celular).

El chiche de la noche: el Ultrathin Touch Mouse T630, un mousito chiquitito, plano, sin botones (o sea táctil), que se “vende” como especial para ultrabooks (lo que puede el marketing ¿no?).

En fin, que sin mucho discurso y con mucho de divertimento, la parte “formal” teminó con el grupo pop The Ovnis.

La gran pregunta/duda la hizo, por lo bajo, un colega: “¿Qué se sentirá ser una empresa que depende de otras para existir?” Qué buena pregunta…

No era el cantante de la banda, es Maximiliano Hernández presentando los nuevos productos
No era el cantante de la banda, es Maximiliano Hernández presentando los nuevos productos

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.