Intel: de ultrabooks y consumidores, todos tenemos un poco

En la parte más nueva de un tradicional palacio porteño, la gente de Intel, sin poder evitar un cierto sentido del espectáculo, presentó su estudio sobre los principales usos de la tecnología en Argentina y el nuevo formato de notebook con el argumento de que están “creando” una nueva categoría. Todavía no me queda claro si es verdaderamente una nueva categoría o es sólo una estratega más de marketing para ganar espacio en un terreno que nunca les resultó muy propicio.

La anfitriona fue Marisol de la Fuente, la gerente de comunicaciones, quien presentó a Rocío Posadas (Gerente de consumo para el Cono Sur), Lucas Martinez (Gerente de Ventas para el Cono Sur), Esteban Galuzzi (Gerente General del Cono Sur) y a Mariela Bravo (Gerente de Empresas y Gobierno para el Cono Sur)
Rocío hizo una reseña de los hitos más importantes de la historia de Intel y de los dispositivos que usan microprocesadores, hasta llegar a la ultrabook, que es lo que querían presentar.
Después siguió con la Encuesta de hogares acerca de los principales usos de la tecnología. Fueron 2000 encuestas a octubre del 2011 en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Tucumán, Mendoza y Mar del Plata.
Según esos resultados, en la Argentina el 74% todavía tiene desktops, 23% tienen notebook, 9% netbooks, 7% smartphones y menos del 1%, tablets.
Los dos usos más frecuentes de la computadora son estar informados (53%) y estar en contacto con familia y amigos (51%). Las mujeres se preocupan más por la educación de los hijos, mientras los hombres enfocan más en el entretenimiento.
Lo primero que busca el comprador es la performance y luego confianza y servicio en la compra y duración de la batería.
A nivel mundial, los consumidores marcan cada vez más el rumbo que las empresas, en el 2010, el 72% de los consumidores son hogareños y el proceso de consumerizacion avanza raudamente.
Para el 2012, las tendencias más importantes son la conectividad creciente (cada vez más dispositivos y que se conecten con más seguridad), cada vez más pantallas (hay cada vez más tipos de pantalla a las que hay que adaptarse), cada vez más necesidad de generar contenidos (crear cosas y compartirlas: videos, fotos, etc.), la sobrecarga de información nos va a obligar a ser más cuidadosos con su relevancia (ser más cuidadosos con qué decimos y cómo) y la consolidación de tecnologías inclusivas y sustentables (verdes). Todo esto justifica la aparición de una nueva categoría que viene siendo la ultrabook.

Rocío Posadas y Lucas Martínez respondiendo preguntas

Vino entonces el turno de Lucas, que aseguró que la de ultrabook “es una nueva categoría que une cosas que ya había en otras categorías con cosas que no estaban en ninguna”.
Dijo que Intel Capital invirtió 300 millones de dólares para que los fabricantes aceleren la investigación en nuevas tecnologías de componentes para ir en conjunto hacia la ultrabook, que en pocos meses van a estar disponibles. Van a haber empresas argentinas que también van a producir (Positivo BGH y Banghó entre otras) además de las multinacionales clásicas.
Una manera de definirlas es decir que son como notebooks muy finitas (menos de 21 mm), pero que puedan usar los mismos programas que las PC, que enciendan en menos de 7 segundos y que tengan una larga duración de las baterías.
En el 2013, con nuevos procesadores, van a incluir reconocimiento de voz, de caras y pantallas táctiles. Más adelante van a tener giróscopos, GPS, etc. y soportan cualquier sistema operativo.
Es muy posible que la ultrabook termine imponiéndose como modelo de notebook a golpe de marketing (en la CES se presentaron como 70 modelos, que incluyen pantallas rebatibles o separables) y debido a la gran variación posible, seguramente se van generar discusiones acerca de que se considera ultrabook y que no, como ocurrió con las netbooks.
El problema es que me parece un tanto presuntuoso afirmar que inventaron una nueva categoría. Primero, porque la MacBook Air tiene más de un año, segundo porque, para que exista una categoría nueva, ninguna marca puede hacerse dueña de ella. Y si vamos al fondo tecnológico de la cuestión, si tiene cola, cuatro patas y maúlla, es un gato.
Dicho en otras palabras ¿tiene teclado, pantalla, procesador potente, WiFi, es portátil, tiene batería de larga duración, tiene un sistema operativo de escritorio? Será una notebook, o una netbook ¿no? digo… ah… tiene Core, es finita… ehhh… es finita… este… ah, sí, Lucas dijo que si le ponen una unidad lectora de discos ópticos, a lo mejor resulta un poco más gruesa y deja de ser una ultrabook… ah… me quedo más tranquilo.
Si Superman se pone anteojos, se llama Clark Kent… pero no deja de ser Superman ¿no? ¿o era al revés? oh… el marketing…

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.