Certisur/D’Alessio Irol: Navegamos más pero entendemos menos

Desde hace cinco años, la gente de Certisur le encarga a D’Alessio Irol una encuesta para saber cómo evoluciona la relación entre la gente común (no los nerds, no los tecnólogos, sino Doña Rosa y Don Genaro) e Internet. Y los resultados son, por lo menos para nos los nerds, asombrosos. Los responsables de garantizar la seguridad tienen que ser los proveedores de servicios, ya sea de Internet, de cable o quien haga la conexión, por ejemplo. O los usuarios e han vuelto mercenarios… en fin, yo les cuento lo que dijeron.

Certisur, la empresa dedicada a proveer seguridad, firma electrónica y certificados digitales, entre otros productos, tiene un acuerdo con la consultora D’Alessio Irol, para que ésta le haga, todos los años desde hace cinco, una investigación de mercado acerca de los usos de Internet por parte de la población de usuarios y destinatarios finales.
Norberto Marinelli, CEO y vicepresidente de Certisur y anfitrión de la reunión, acompañado por el interminable (cuando se levanta de la silla parece que no termina nunca) Armando Carratalá, el gerente de IT de la compañía, hizo un resumen de la historia de Certisur. O sea, lo que ya te dije.
Nora D’Alessio, vicepresidente de D’Alessio Irol fue la encargada de dar los númros y hacer las interpretaciones.
Es estudio se hizo en base a encuestas online, sobre 3700 individuos en la Argentina, 2800 usuarios de Internet y 3700 bancarizados con acceso a Internet.
Según Nora, “los individuos están entre lo que quieren y lo que pueden, se han vuelto mercenarios: todos quieren más y que les regalen cosas, pero cada vez hay menor comprensión: necesitan instrucciones cada vez más sencillas”.
O sea, Internet es la herramienta por la cual van a elegir lo que compran y usan la tarjeta de la marca que quieran y del banco que quieran; pero los clientes están retrocediendo en la comprensión y necesitan cada vez más instrucciones más simples y le piden a las empresas y a los bancos que le den la seguridad.
Según estudios propios en. Diciembre del 2011 Internet llega a 23 millones de usuarios, o sea, el 55% de la población y mujeres y hombres tienen la misma participación; los jóvenes ya no son los únicos que están en Internet: el joven tiene mas interacción, pero los mayores navegan más; el 90% de los usuarios frecuentes se conecta todos los días. Un tercio de dicha población está conectada 6 horas o más. “Cuando internet entra en la vida de una persona, entra independientemente del sexo y la edad” aseguró D’Alessio.
La conexión se hace mayormente desde el hogar, impulsado por las computadoras de los chicos, y después desde el trabajo.
Las principales actividades en Internet son comunicarse, entretener, comprar y trabajar. 9 de cada 10 usuarios están en alguna red.
Cada vez mas crece la percepción de la seguridad en el comercio electrónico, y se gana confianza en el uso de la tarjeta online. En 2012, el 79% de los usuarios ya ha comprado por Internet, frente al 50% que había en 2006, cuando empezaron con los estudios.
Un uso frecuente es el home banking, pero éste tiene un techo: que lo que no crece es el individuo bancarizado; los usuarios financieros (no los que sólo cobran el sueldo sino que actúan en el sistema financiero), no pasan del 41%.
Los principales temores para no comprar online están referidos a la falta de seguridad que perciben de Internet en general y el miedo a dejar datos personales y claves en Internet. Entre los temores más importantes está el hackeo de tarjetas y uso indebido de datos, pero los usuarios parecen saber más cuándo reclamar ante los problemas. “La tendencia no es tanto que crezca Internet sino que los usuarios compren más” sostuvo la consultora.
La mejora en las operaciones de home banking se basan en la seguridad en las transacciones, confiabilidad en la concreción de las operaciones y mejoras en las medidas de seguridad de las páginas.
Sin embargo, y a despecho de las distintas variantes y de las prevenciones personales, “nuestros proveedores son los que tienen que asegurarnos nuestra seguridad“, afirma Nora.
Los virus se mantienen como el principal temor, y el hogar es percibido como el lugar mas confiable, mientras que los locutorios y los celulares son los menos confiables.
Internet móvil recién este año ha comenzado a funcionar, pero todavía no hay mas del 30% de las personas que compraron dispositivos que los usan.
Por otra parte, la herramienta de seguridad más reconocida por el usuario son las contraseñas. Es muy significativo el reconocimiento de los sitios seguros por parte de los usuarios (sitio seguro, candado, HTTPS, barra de navegación verde, etc.).
O sea, algo hemos mejorado y se percibe. Creo que este tipo de datos le sirven más a las empresas que a los usuarios, y hay una correlación directa (no lo digo yo, lo dijo Nora D’Alessio) entre la sensación general de inseguridad y la de inseguridad en Internet.
Pero claro, este estudio no dice nada de las causas.

Ricardog

Periodista científico especializado en tecnología. Médico en retiro efectivo.

Ver todas las entradas de Ricardog →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.