Unitech: del otro lado de la búsqueda del delito.

La verdad que Wally Barnes consigue, casi siempre, sorprendernos con los lugares que elige para las reuniones de sus clientes con la prensa. Esta vez se trató de un restaurant en un pasaje que pasa —perdón por la redundancia— casi desapercibido en Recoleta, muy bonito, chiquito y tranquilo. Como que pudimos escucharnos entre todos a pesar de la mesa grande que se terminó armando.

Leer más